cardiodiabetes

Nuevas recomendaciones sobre la hipertensión en adultos mayores de 60 años

La Asociación de Médicos Americana y la Asociación Americana de Médicos de Familia de manera conjunta han desarrollado estas nuevas recomendaciones basadas en la evidencia científica sobre los beneficios y los peligros de bajar las cifras de tensión a los adultos mayores de 60 años.

Volviendo a la historia, lo primero que se dice es NO bajar la tensión arterial demasiado porque eso puede comprometer la perfusión sanguínea de órganos vitales y puede entre otras cosas ,causar accidentes cardiovasculares (ACV) antes se pensaba que cuanto mas baja la cifra mejor, y ahora vino es estudio ACCORD y demostró que la tensión sistólica de 120 no es mejor que 135 mm Hg y luego vino el estudio SPRINT que demostró que una tensión sistólica de 120 mm Hg producía menos eventos cardiovasculares y menor mortalidad, así que la confusión y el debate continúa.

Dado que la mayoría de los pacientes con diabetes no fallecen por la diabetes sino por enfermedad cardiovascular, ACV, es por lo que las personas con diabetes tienen que tener especial precaución. Este revisión evaluó un total de 21 estudios de control intensivo de la hipertensión.

Cuando se tratan cifras de tensión arterial con el objetivo de lograrlas por debajo de 150/90 se encontró en 9 de los ensayos una gran evidencia de reducción de mortalidad, problemas cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Cuando se tratan cifras arteriales con el objetivo de alcanzar por igual o por debajo de 140/85 se observaron beneficios en 6 estudios con reducción en problemas cardiacos y accidente cerebrovascular pero sin encontrar una reducción significativa de la mortalidad.

Posiblemente como mensaje para llevarse de estos 2 grandes estudios Accord y Sprint, podría ser que se debería de tratar a nuestros pacientes adecuadamente y prevenir cifras de hipotensión, parece pues que buscar objetivos de cifras de tensión por debajo de 150/90 aporta claros beneficios, buscar objetivos por debajo de 140/85 tiene también beneficios pero se deben de evitar hipotensiones.

Estos estudios no enfatizaron el concepto de registrar las cifras de tensión arterial en el domicilio para ver si en el mundo real y sin el efecto “bata blanca” sobre la tensión arterial, así como tampoco las tomas de tensión con holter de registro de 24 horas para ver el efecto de la medicación y su eficacia a lo largo de las 24 horas del día.

Estas son todas cuestiones importantes y pueden afectar a los resultados de los pacientes hipertensos:

1. La Asociación de Médicos Americana y la Asociación Americana de Médicos de Familia ACP 60 o más años de edad con cifras sistólicas persistentemente por encima de 150 mm Hg con el objetivo de alcanzar cifras de tensión sistólica inferiores a 150 para reducir el riesgo de mortalidad, accidentes vasculares cerebrales o cardiacos (Grado de evidencia alto).

2. También recomiendan que se consideres iniciar o la intensificación del tratamiento en aquellos pacientes de 60 años de edad o mayores que hayan tenido una historia de isquemia cardiaca o accidentes transitorios cerebro-vasculares cerebrales con objetivo de cifras diastólicas inferiores a 140 mm Hg para reducir el riesgo de recurrencia (Grado de evidencia moderado). Aunque recomiendan periódicas revaluaciones y discusión de riesgos y beneficios con el pacientes por si fuera necesario individualizar los objetivos.

3. Asimismo se debe de considerar iniciar o intensificar el tratamiento antihipertensivo a los pacientes con una edad igual o superior a 60 años que tengan un riesgo cardiovascular basado en la escala de riesgo individual para buscar alcanzar cifras de tensión sistólica inferiores de 140 mm Hg con el objetivo de reducir riesgo de accidentes cerebrovasculares o infartos cardiacos (Grado de evidencia débil).

Estas pautas han sido basadas en la revisión sistemática de los estudios publicados, aleatorizados y controlado.

Fuente: Ann. Intern. Med · Feb 2017
volver al índice de cardiodiabetes